1 de Mayo del 2007 en Bogotá

dsc02779.jpg dsc02806.jpg dsc02805.jpg dsc02787.jpg

dsc02789.jpg dsc02774.jpg

dsc02810.jpg

dsc02815.jpg

dsc02839.jpg dsc02882.jpg

dsc02889.jpg

Mi marcha hacia la plaza de Bolívar no perseguía un ideal político, ni caminé proclamando un lema específico. Mi papel en medio de la gran marcha era ser una observadora de lo que sucedía sobre esta vía y a la vez funcionar como dispositivo de difusión, ya que en este blog usted podrá escuchar lo que la gente manifiesta tomándose la calle, esperando ser escuchados no solo por el gobierno sino por los demás ciudadanos, como usted y como yo.

La Carrera Séptima fué la plataforma sobre la cual diferentes grupos o comparsas, se ordenaron una detrás de otra, utilizando distintos y variados mecanizmos de expresión como teatro callejero, música, danza, gritos, megáfonos, etc. Todos persiguiendo lo mismo, todos dirgiéndose hacia el mismo lugar y a la vez todos diferentes.

Mi recorrido por la Séptima este día no tenía un orden específico. Mi velocidad con respecto a la de los otros era más acelerada porque ellos, los manifestantes, sabían que el hecho de estar ahí ya era importante a pesar de que su finalidad fuera llegar hasta la plaza de Bolívar. Para mi lo importante era observar la totalidad de la marcha, para ello caminé entre la gente de manera desordenada, descubriendo diferencias sociales, inconformismo, rabia por parte de muchos, pero también tanta “recocha” por parte de otros.

Al final de día, luego de que las diferentes comparsas llegaron a la Plaza de Bolívar, los más inconformes, o los más rebeldes, o los que siempre tienden a “mear fuera del tiesto” o como cada quien los quiera ver y nombrar, modificaron el sentido inicial de este día. Con pedradas, papas-bomba y trapos viejos sobre sus rostros, nuevos integrantes de esta manifestación, transformaron la Séptima en una avenida negra, peligrosa y todavía más “rayada” por la cantidad de nuevos graffitis y fachadas de almacenes destruidas a pedradas.

Así terminó un día particular para la Séptima, para Bogotá y sus habitantes, para los que estuvieron, para los que escucharon o para los que se enteraron por otros al día siguiente.

 

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: