“toca ir hasta la Autopista y coger un bus ahí para ir a Bogotá”

dsc03632.jpg

Hacia el kilómetro 20 me encontré con Olga y Gloria Junca quienes vivien allí sobre la Carrera Séptima y con quienes conversé sobre la falta de transorte público que hay en el sector para ir hacia la Bogotá urbana.

Anuncios

“Salíamos por la noche a darnos un Septimazo… rico, sabroso…”

Doña Leticia Yepes es una mujer de 80 años que llegó a Bogotá en los años 50´s proveniente del Líbano, Tolima y recién casada a llegó vivir a una pensión del centro de la ciudad y cuenta cómo era la Séptima y los Septimazos de ese entonces.

donaleticiahoy.jpg

A eso de las 7 de la noche, se vestía con sus guantes, su sombrero, sus tacones y su sastre, a darse su Septimazo de gancho con su esposo. Mientras caminaban iban observando vitrinas, luego paraban a tomarse un cafe, un chocolatico caliente o entraban a cine, eso si no se encotraban con otra pareja amiga, que como ellos, salían a buscar en la Séptima un espacio social, elegante, tranquilo y lleno de vida.

donaleticia2.jpg donaleticia3.jpg




“La Séptima tiene vida de día y en la noche es una autopista”

dsc03795.jpg

A Sergio me lo encontré sobre la Séptima cuando yo iba caminando hacia el norte. Me gustó mucho escuchar su señalamiento sobre las condiciones físicas que ésta tiene, y que hacen que no sea un espacio para el peatón. Cree que es una vía de paso, para el transporte y para la velocidad.

dsc03785.jpg dsc03778.jpg

Séptima con Calle 103 Séptima con Calle 96


¿Cómo es la voz de la Séptima?

Caminando por La Caro, por la 27sur, por la 106 y por Chapinero sobre la Carrera Séptima, grabé los siguentes archivos de audio:

La experiencia de un taxista sobre la Carrera Séptima

Tomé un taxi una noche para ir de la Calle 26 con Séptima a la Calle 140 y durante el recorrido me fuí conversando con el taxista, quien resultó siendo una persona muy abierta para compartir lo que piensa, lo que sabe y lo que ha vivido sobre esta avenida, pero quien no me permitió tomarle ninguna fotografía, tal vez por seguridad o por timidez, no lo sé.

Julio César Díaz, es taxista hace 25 años en Bogotá y utiliza la Carrera Séptima más que todo en las horas pico cuando la Séptima está en contraflujo.

El cree que ante todo la Séptima es una vía muy útil y no encuentra una utilidad de otro tipo más que la funcional, que es la que se percibe a primera vista, aunque también sabe de su importancia historica a pesar de que sólo recuerda que Jorge Eliecer Gaitán fué asesinado sobre ésta.

Además de taxista Julio César también es peatón y le gusta pasear los Domingos sobre la Séptima con su familia hasta la Plaza de Bolívar porque a sus hijos les gusta ir a hecharle maiz a las palomas.

“¿La Séptima?”

demian.jpg

A Demian me lo encontré en la Séptima con Calle 25 y al parecer esta avenida no tiene ninguna importancia para él. La entiende como un sinónimo de amontonamiento, no la utiliza, no la vive, no la evita tampoco, si estaba en ese momento sobre ella es porque por casualidad llegó allí.

¿Apovechamiento del espacio o bricolage?

tienda.jpg

Leonardo Coronado, trabaja en una tienda muy particular sobre la carrera Séptima con Calle 54. Su particularidad radica no solo en sus reducidas dimensiones, sino que además, es un espacio que pareciera estar empotrado en el muro o una extensión muy curiosa de la casa que está detrás.